¿Existe relación entre consumo de energía y desarrollo económico?

El desarrollo de la humanidad va estrechamente ligado al avance y aplicación de distintos tipos de energías.

 

Ya desde tiempos remotos, el hombre ha utilizado, además de su propio esfuerzo, otros medios para conseguir energía que le ayudase a realizar sus trabajos. Algunos animales domésticos en la agricultura, o la energía del viento para los desplazamientos por el mar son buen ejemplo de ello (Cristóbal Colón descubrió América aprovechando la energía eólica, o la energía del agua de los molinos para moler el grano).

 

Durante la Revolución Industrial, en el S. XVIII, se van sustituyendo estas energías primitivas por el carbón, los hidrocarburos (petróleo y gas) y la electricidad.

 

En las últimas décadas se han incorporado también la energía nuclear y las energías renovables (aparte de la hidroeléctrica).